Reforma en pensiones requeriría más de 300,000 millones de pesos adicionales al presupuesto

Si se aprueba la iniciativa de reforma en pensiones que presentó el gobierno federal junto con el sector privado, el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) del 2021 podría elevarse en más de 300,000 millones de pesos, indicó Tapen Sinha, director del Centro Internacional de Investigaciones de Pensiones del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM).

“Del presupuesto que se aprobó para este año, calculo que con la reforma que se presentó, la cual busca subsidiar la pensión mínima garantizada a más personas y considerando los demás pagos de pensiones, el presupuesto del siguiente año puede crecer entre 5 y 6%”, dijo en entrevista.

Para el 2020, la Cámara de Diputados aprobó un presupuesto de egresos por 6 billones 107,732.4 millones de pesos. Un aumento de 6% serían 366,463.9 millones de pesos, esto representa 1.5% del Producto Interno Bruto.

Sólo hay dos formas para que el gobierno pueda cubrir estos recursos adicionales: subir impuestos para tener mayores ingresos o bien asumir deuda, consideró el especialista.

“Lo curioso es que, si el gobierno vende bonos para obtener recursos, los que más compran papeles gubernamentales son las afores, cuyas inversiones están concentradas en bonos del gobierno mexicano. Entonces, es como pasar el dinero de la mano derecha a la izquierda”, expresó Sinha.

Al respecto, Carlos Lozano, presidente de la Asociación Mexicana de Actuarios Consultores (AMAC), coincidió con el aumento del presupuesto, pues entre el 2021 y 2022 alrededor de 3 o 4 millones de personas podrían juntar las 750 semanas para tener acceso a la pensión mínima garantizada que se propone en la reforma.

“Si se aprueba la reforma en este año, entraría en vigor el primero de enero del 2021, año en que empiecen los primeros jubilados por afore. El aumento de las aportaciones empiezan en el 2023, con lo que, entre el 2021 y el 2022, el gobierno tendrá que usar recursos públicos para subsidiar la pensión mínima”.

De acuerdo con lo anunciado por el gobierno, si se aprueba la iniciativa, las semanas de cotización se reducirán de 1,250 a 750 para que más personas puedan acceder a la pensión mínima garantizada, la cual se elevará de 3,289 pesos a un promedio de 4,345 pesos.

Cotizantes del IMSS e ISSSTE tendrán Pensión Mínima Garantizada

En la Cuenta Pública del 2018, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) explicó que, con la reforma a la Ley del Seguro Social de 1997 y la del ISSSTE en el 2007, el gobierno federal se comprometió a pagar una pensión mínima garantizada de un salario mínimo para el caso del IMSS (un monto mensual de 2,749.04 pesos), y para el ISSSTE se estableció un monto de 3,034.20 pesos, ambas actualizadas con base en la inflación de cada año.

De esta manera, al cierre del 2018, la ASF estimó que 73% de los cotizantes al IMSS obtendrá una pensión mínima garantizada por el poco dinero que obtengan de la afore, y en el ISSSTE, 62% recurrirá a esta prestación, “lo que genera un alto costo para el gobierno federal”.

La ASF recomendó a la Secretaría de Hacienda incluir como parte del informe que debe presentar al Ejecutivo Federal un apartado que contenga un análisis de las pensiones garantizadas del IMSS en el régimen de cuentas individuales, así como proyecciones demográficas y financieras respecto del número de trabajadores y el costo fiscal que éstas implicarán.

Todo ello, a fin de determinar su tendencia y constituir las reservas y provisiones para hacer frente al pago correspondiente por parte del gobierno federal en el que se asegure la estabilidad de las finanzas públicas.

Con información de El Economista

One thought on “Reforma en pensiones requeriría más de 300,000 millones de pesos adicionales al presupuesto”

Deja un comentario