Cómo afectaría a tu pensión el ajuste que sugiere Morena en iniciativa

La llamada pensión de continuación voluntaria o Modalidad 40 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), dará un giro en sus alternativas que ofrece actualmente, en caso de que sea autorizada la propuesta de Morena de reformar este tipo de prestación.

La Modalidad 40 es una de las mejores opciones al llegar a la edad adulta, ya que permite al usuario efectuar aportaciones voluntarias para inflar su pensión, que puede topar en resultados atractivos, ya que autoriza hasta 25 salarios mínimos al mes.

Además, beneficia sobre todo a aquellas personas que comenzaron a cotizar antes del 1 de julio de 1997, es decir, bajo el régimen del 73.

Los trabajadores al pensionarse por medio de este sistema podían inflar su pensión, pero si se llega a autorizar la iniciativa que presentó , Alejandro Carvajal Hidalgo, diputado federal del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), ya no podrán obtener la ventaja de acceder al nivel máximo de la pensión, que es de 25 UMAS, ahora será solamente de 10 UMAS.

Lo que quiere decir que, se transforma en una traba para las personas que tengan ingresos menores y no llegar hasta los 66,000 pesos al mes, cantidad a la que se puede acceder a la fecha en dicha modalidad.

Aquellos trabajadores que actualmente oscilan entre las 1,000  semanas, pero no alcanza las 1,250 semanas que solicita actualmente el IMSS para pensionarse, y quiere acceder a la Modalidad 40, su pensión sería de alrededor de 21,000 pesos al mes.

“Se tomará como límite superior el equivalente a 10 salarios mínimos, ya que al momento de ser exigible su derecho a pensionarse, lo podrán hacer con dicho tope, en virtud que el gobierno federal asumió la totalidad del pago de las pensiones de la generación de transición”, destacó Morena.

Al inscribirse sobre esta forma de pensión (Modalidad 40) se puede decidir con cuántos salarios mínimos y por cuánto tiempo pagará directamente al IMSS, siempre y cuando sea menor de los 25 salarios.

Es importante indicar que el tiempo y monto estimados se deben calcular de acuerdo con las necesidades de cada persona, considerando el número de semanas cotizadas, su edad, su último sueldo, entre otros.

La recomendación para adoptar esta forma es adoptarla máximo cinco años antes de pensionarse, no antes, pues no importa el tope o monto de salario mínimo que se estableció durante la vida laboral, ya que se considerará los últimos cinco años, que se podrán aumentar con ayuda de esta modalidad.

Además, indicó que el pasivo pensionario representa 1.5% del Producto Interno Bruto (PIB) y para el 2040, representará 2.25% del PIB.

Con información de Infobae.

Deja un comentario