Cuando un amigo (a) se va

Cuando un amigo se va
No lo podemos creer
Nos dan ganas de llorar
Por ya no volverlo a ver.

Con un nudo en la garganta
Y lágrimas en los ojos
Mi entendimiento no aguanta
Caigo postrado de hinojos.

Cuando un amigo se va
Nos oprime el corazón
Nos llena de oscuridad
Y nos nubla la razón.

No podemos expresar
Todos nuestros sentimientos
Sólo dolor y pesar
La tristeza y los lamentos.

Cuando un amigo se va
Se lleva parte de mí
Nos deja cierta orfandad
Como un cielo negro y gris.

No hay palabras suficientes
De aliento a sus familiares
Todas son insuficientes
Que mitiguen sus pesares.

Cuando un amigo se va
Nunca se va por completo
Nos recuerda la lealtad
El cariño y el respeto.

Todos sabemos muy bien
Que así es la Naturaleza
Y comprendemos también
Que amar nuestra fortaleza.

Cuando un amigo se va
Nos deja gratos recuerdos
Donde hubo pluralidad
Acuerdos y desacuerdos.

Hay que mirar al pasado
Al recordar a un amigo
Sin censura sin halagos
La sinceridad cultivo.

Cuando un amigo se va
Ya no lloremos su ausencia
Nos dará tranquilidad
Evoquemos su presencia
Riéndonos y festejar
Anécdotas y ocurrencias.

Estará en muchas partes
En un libro en un cuaderno
En los campos en los mares
Apacibles en lo etéreo.

Con una vieja guitarra
Cantando desafinados
Irnos de pinta o de farra
Siempre muy entusiasmados.

Llevar una serenata
A la amiga o a la novia
Agradecida o ingrata
Llenos de dicha de euforia.

En las casas de estudiantes
Una manifestación
Con nuestros rostros radiantes
Gran júbilo y emoción.

O en las casas de renta
Compartiendo poco espacio
La vida pasaba lenta
El tiempo corría despacio.

Compartimos la playera
Un short o unos zapatos
Tal vez una borrachera
Solidarios nunca ingratos.

Hay amigos de la infancia
Y nuestra adolescencia
Aún respiro su fragancia
Y cuento con su aquiescencia.

Los amigos del trabajo
Festejando los cumpleaños
bromeando echando relajo
Pero sin causarnos daño.

Hoy mi amigo ya te fuiste
Cómo te voy a extrañar
Fingiré que no estoy triste
Yo sé que te va a gustar.

En estos tristes momentos
He repasado mi vida
Más dicha más alegría
Y poca melancolía.

Cuando un amigo se va
Lo recordaremos siempre
Vivirá en la eternidad
Nunca tendrá soledad
Estará siempre en la mente.

Profr. Manuel Muñoz Moyao.

Deja un comentario